Hay carnes rojas y… CARNES ROJAS

Una vez más la prensa ha sido terriblemente irresponsable y alarmista a la hora de publicar los últimos estudios de la Organización Mundial de la Salud, donde califica como cancerígenas tanto la carne roja como la carne procesada. Al leer titulares como La OMS dice que la carne roja y procesada provoca cáncer, lo primero que pensamos es que estamos poniendo en riesgo nuestra vida a cada bocado que le damos a una salchicha o a un chuletón.

Es, insisto, irresponsable, porque se está poniendo en causa un sector que emplea, de forma directa, a más de 80.000 personas en España y que supone un 2% del PIB de nuestro país.

Los términos carne roja y carne procesada me parecen demasiado generales para ser clasificados en su totalidad como cancerígenos puesto que integran una vastísima variedad de productos muy diferentes entre sí.

Se considera carne procesada a la carne picada, salchichas industriales y de charcutería, embutidos, ya sean industriales o de matanza tradicional o incluso el jamón ibérico… En cuanto a la carne roja, integra el vacuno, el porcino, equino, ovino y caprino, ternerasin tener en cuenta las razas, los cortes, calidades o la alimentación y el manejo de los animales antes de ser sacrificados.

Desde luego, y esto también lo afirma la OMS, no es para nada saludable eliminar totalmente los productos cárnicos de nuestra dieta. Una alimentación sin productos cárnicos provoca enormes carencias de proteínas, cierto tipo de vitaminas y otros nutrientes esenciales en una dieta equilibrada y saludable.

No se puede comparar de ninguna manera, y me voy a los extremos, la elaboración de algunos tipos de salchichas tipo Frankfurt, donde una masa emulsionada nos oculta la naturaleza y el tipo de producto animal que estamos comiendo,  con el cuidado y mimo que ponen los ganaderos e industriales del ibérico en la cría y sacrificio de los animales y la fabricación de jamones y embutidos. Así se hace, tradicionalmente, según AECERIBER, la Asociación Española de Criadores de Ganado Porcino Selecto Ibérico Puro y Tronco Ibérico.

Tal y como yo lo veo, las asociaciones interprofesionales tienen ahora una gran oportunidad para diferenciar las carnes y producciones de calidad con otras que lo son menos.

Aprovechemos para difundir los procesos de la Ternera de Extremadura, del Cerdo ibérico… en fin, de todas aquellas carnes y todos aquellos animales que son criados en extensivo, en libertad y sacrificados de forma coherente y con un mínimo de humanidad.

#COMECARNEROJADECALIDAD

Anuncios

3 comentarios en “Hay carnes rojas y… CARNES ROJAS

  1. Totalmente de acuerdo. Pero el problema fundamental , independientemente del precio para muchos bolsillos (más elevados por su calidad), radica en el acceso a ese tipo de carne procedente de extensivo.
    Esa carne tan sólo está disponible en algunas carnicerías de capitales de provincia o poblaciones grandes.
    Un tipo de carne que hace unos años formaba parte de la mayoría del catálogo de cualquier carnicería, hoy día solo se comercializa en carnicerías que están consideradas como “gourmet”.
    Una verdadera pena

    Le gusta a 1 persona

    1. Esta carne está en cualquier carnicería de cualquier pueblo de Extremadura pero si es muy cierto que comerme un secreto Iberico me cuesta 4 veces más que uno de guarro blanco y los costes diarios de comida nos obligan a que la calidad sea solo para días señalados porque el bolsillo de los mil euristas no aguanta comer bien

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s